NUESTRA HISTORIA

La tierra en la que cultivamos nuestras viñas ha sido siempre la tierra de vino, encontrado en citas al respecto de Plinio (el Viejo), auto romano del siglo I d.C. La historia cuenta también que tradicionalmente los viajeros que recorrían el Camino de Santiago se proveían de vino de Castilla y León, el cual se elaboraba en monasterios y en casas particulares para el consumo propio , como sucedía en nuestra familia.

Esta tradición nos ha legado una bodega excavada en la propia montaña como las que antaño regían la provincia, datada del siglo XVIII. Con ella hemos querido recuperar el saber hacer tradicional y las cepas autóctonas para combinarlo con las técnicas más modernas de elaboración y procurar el cuidado y el respeto de la uva.
 
Nuestro pueblo, Herreros de Jamuz, es conocido por su gran cantidad de agua y era llamado por lugareños "el pueblo de las fuentes". Es un lugar de gran belleza, de gran valor ecológico al ser zona protegida de aves y conocido por su envolvente silencio. Con su nombre y saber hacer, Fuentes del Silencio refleja el amor que nuestra familia siente por esta tierra y su historia, trabajando por construir y formar parte de su futuro. 

Odoo text and image block